Una caja de pizza con electricidad

Una empresa de Hamburgo no quiere ganar más con la electricidad que suministra. Y quiere que los miles de millones en subvenciones para la electricidad verde sean superfluos. Si el concepto funciona, podría cambiar fundamentalmente la revolución energética.

Según Heiko von Tschischwitz, de 50 años, la era de los subsidios de ecoetiqueta de mil millones de euros ha terminado. En su opinión, a los políticos se les podría decir lo siguiente: “Muchas gracias por su ayuda. Has crecido con las energías renovables. Ahora puedes recostarte de nuevo.”

Tschischwitz no es cualquiera. Es considerado por muchos en la industria de la energía como un pionero. En 1998, cofundó la empresa Lichtblick, que ahora es el mayor proveedor de electricidad verde de Alemania. En 2016, fundó Enyway, una empresa de arranque de energía que fue una de las primeras en centrarse completamente en la digitalización.

El jueves, la empresa de Hamburgo quiere presentar un nuevo producto que hace superfluo cualquier apoyo gubernamental a la electricidad verde y que pretende reducir significativamente los costos anuales de la electricidad.

El producto, que recibe el nombre de “Change” y que combina toda una serie de tendencias técnicas y económicas, funciona de esta manera:

  • A partir del 20 de noviembre, Enyway quiere empezar a construir grandes plantas solares a cielo abierto en las que los ciudadanos puedan participar con pequeñas cantidades.
  • En el primer paso, el área de un sistema solar planificado se divide en muchas parcelas en el ordenador. Las piezas tienen dos tamaños: Está la “caja de pizza” (30 x 30 centímetros) y la “mesa de ping-pong” (274 x 152,5 centímetros).
  • En un segundo paso, los inversores pueden arrendar una parcela de este tipo durante un cierto período de tiempo. Por ejemplo, una pieza del tamaño de una caja de pizza cuesta 39 euros durante dos años. El concepto se basa en la llamada estrategia de crowdfunding y tiene por objeto hacer superfluos los subsidios estatales a la electricidad verde.
  • En el tercer paso, un algoritmo asegura que la electricidad verde de una parcela solar en particular siempre se envía exclusivamente a su inquilino. Detrás del algoritmo está la llamada tecnología de cadena de bloques. (El “Handelsblatt” ha explicado aquí cómo funciona de forma entretenida.)

Un proveedor de electricidad que no quiere ganar nada con su electricidad

La electricidad suministrada por las parcelas solares está lejos de ser suficiente para satisfacer las necesidades de los inquilinos. Según la empresa, una caja de pizza de energía solar podría suministrar electricidad al portátil doméstico durante un año.

Enyway también suministra el resto de la electricidad que los inquilinos necesitan. Y al precio al que la empresa se compra a sí misma. Por lo tanto, el proveedor de electricidad no quiere ganar más con su electricidad. Sólo con los “Pizzakartons” y los “Tischtennisplatten” Enyway obtiene un pequeño margen, además de una cuota básica de 2,99 euros al mes.

En comparación con un proveedor más asequible como YelloStrom, los clientes deberían ahorrar entre 80 y 200 euros anuales en costes, dependiendo de dónde vivan y cuánto consuman.

Hay otros dos modelos económicos para el futuro detrás de este enfoque, en gran medida sin beneficios. Primero: la teoría del coste marginal cero, según Jeremy Rifkin, según la cual la digitalización reduce los costes de los servicios a cero, lo que a su vez reduce los precios. Segundo: la teoría de la llamada economía de plataforma.

“La era en la que las compañías de electricidad se despojaban con altos márgenes ha terminado, al igual que la era de los subsidios a la ecoelectricidad”, dice Tschischwitz. “En el mundo digital, la electricidad se vende a través de plataformas a precio de coste. Los modelos de negocio se basan en productos adicionales ofrecidos a los clientes”.

En el sector de la energía, por ejemplo, podrían ser contadores eléctricos inteligentes. O consejos y herramientas que ayuden a los clientes a reducir su propio consumo de electricidad. Porque si el proveedor ya no gana nada con la electricidad que suministra, ya no se verá perjudicado si sus clientes consumen menos.

Potenciales de gran alcance

Enyway no es el único proveedor que quiere seguir desarrollando el sector energético con modelos de negocio digitales. Si productos como estos se establecieran, muchas cosas podrían cambiar pronto:

  • Desde el punto de vista económico, proveedores como Enyway cuestionan el modelo de negocio de más de 100 años de las antiguas empresas energéticas.
  • Desde el punto de vista social, los propios consumidores controlan de repente la revolución energética: gracias a las nuevas tecnologías, todo el mundo puede participar rápida y fácilmente en la expansión de las energías renovables en Alemania, y con sólo unas pocas docenas de euros.
  • Políticamente, modelos como el de Enyway privan al gobierno del control sobre la transformación del sistema energético. Hasta ahora, el Estado ha podido determinar el ritmo al que se construyen nuevas plantas de energía solar o eólica a través del nivel de los subsidios de eco-electricidad. No podría hacerlo en el futuro.

Ahora no es seguro que Tschischwitz prevalecerá con su producto. Los expertos también ven puntos críticos en su modelo. Por un lado, primero hay que determinar la competitividad real de Enyway, dice Udo Sieverding, de Verbraucherzentrale NRW. “Hay proveedores mucho más baratos en el mercado que YelloStrom, con los que Enyway se compara.”

“Por otro lado, el producto no es exactamente fácil de entender para los profanos”, continúa Sieverding. Primero hay que ver si los clientes confían en el nuevo modelo de negocio. En cualquier caso, sin embargo, es positivo que una empresa esté experimentando con nuevos modelos de negocio para el sector energético, dice Sieverding.

Fuente: Spiegel 

Síguenos en Twitter

Compartir:

Logo Smart Energy

El Proyecto Smart Energy Concepts es una iniciativa de CAMCHAL, la Cámara Chileno Alemana de Comercio e Industria, ejecutada en colaboración con AChEE, la Agencia Chilena de Eficiencia Energética y financiado por el Ministerio del Medio Ambiente Alemán a través de la Iniciativa Internacional de protección del Clima.

 

 

 

 

Smart Energy Concepts
CAMCHAL Cámara Chileno-Alemana de Comercio e Industria

El Bosque Norte 0440 • Las Condes • Santiago de Chile • Oficina 1302

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial